CAMBIA EL LOOK A TU COCINA

CAMBIA EL LOOK A TU COCINA

reforma-cocina-gijon-barata

¿Tu cocina se está quedando obsoleta? Tal vez necesite un cambio de look.
Aquí te mostramos tres soluciones económicas que ayudarán a tu cocina a tener un aspecto más moderno y funcional.

Luces fluorescentes

¿Tienes una vieja lámpara iluminando tu cocina? Deshazte de ella. Lo que necesitas son fluorescentes.

La luz fluorescente es ideal para tu cocina. Las bombillas son fáciles de cambiar, dan mucha luz, consumen poca energía y duran mucho tiempo.

Por su forma alargada las luces fluorescentes son buenas candidatas para colocarse debajo de repisas donde se necesita una luz particularmente fuerte. Por eso, se les considera luces estándar para la cocina y ciertas áreas en la cocina misma donde se necesita una buena luz, como por ejemplo donde se pican las verduras.

Debido a la luz brillante que brindan es ideal para colocar en el techo por que llega a cualquier rincón de la cocina, haciendo que todo sea más facil y seguro.

Paredes con color

¿Tienes miedo a pintar las pareces de un color? Mal hecho. Cambiar el color de las paredes, es fundamental en cualquier remodelación, y la forma más barata y vistosa de hacerlo.

La buena noticia es que la pintura es barata y las paredes de una cocina se limitan a pequeñas zonas por encima y entre los armarios.

La mala noticia es que tendrás que tapar bien los armarios con plástico para no manchar nada de pintura.

Ventanas cool

¿Qué tienes vistiendo tus ventanas de la cocina? Cortinas polvorientas típicas de cafetería de barrio. Elimina las modas ofensivas y anticuadas.

Una opción bastante práctica y a la vez económica, es cambiar las tradicionales cortinas y stores, por persianas de fibra y madera. Son ideales para todas las habitaciones de tu cocina, fáciles de limpiar y muy eficaces para tamizar la luz.

Puedes encontrarlas ya confeccionadas en cualquier negocio especializado, o hacerlas por encargo, a medida.

Las persianas de fibra son muy originales y vienen en diferentes colores. Si te gustan, pero consideras que no ocultan del todo la luz, puedes agregarles unas cortinas que tendrás recogidas a ambos lados, con ayuda de un alzapaño.

Para mantener las persianas de madera en perfecto estado, debes quitarles el polvo con un paño humedecido en agua con detergente líquido neutro, luego secar a continuación.

Las de fibra, es mejor descolgarlas, meterlas en las bañera con agua y jabón y dejarlas diez minutos en reposo. Después pasar un cepillo, enjuagarlas, y una vez escurridas colgarlas para que se sequen.

Con estos tres sencillos pasos, un presupuesto mínimo y muchas ganas, conseguirás transormar tu cocina con un toque más actualizado y útil.