Iluminación de cocinas en Gijón

Iluminación de cocinas en Gijón

iluminacion-de-cocinas-gijon

La cocina es una de las habitaciones de uso más frecuente en su hogar. Y si usted tiene un comedor en la cocina, esto hace que sea más.

Será el lugar donde usted, su familia y amigos se reúnen para disfrutar de una buena compañía y comida. En realidad, la cocina puede ser el centro de su hogar.

También es el tipo de habitación en la que usted puede hacer maravillas si consigue una iluminación correcta. Si su cocina es el lugar donde se reunen para comer, requerirá una iluminación flexible para garantizar que hay suficiente luz para comedor y cocina. Además de tener las condiciones de iluminación adecuadas ,la iluminación también debe transmitir una apariencia sociable.

Ha de tener un aspecto agradable, colorido y acogedor. La iluminación de la lámpara nos ayudará a crear un ambiente más íntimo cuando tenemos familiares o amigos a cenar.

Zonas a iluminar

Muchas cocinas tienden a estar iluminadas con una sola fuente de iluminación para toda la habitación. En realidad, si lo piensa bien, hay zonas específicas donde la gente pasa mucho tiempo, por ejemplo, en el fregadero si va a lavar los platos, cerca de la placa, al cocinar, etc… Por lo tanto, una fuente de luz simplemente no es suficiente. Para este caso un fluorescente puede ayudar a hacer maravillas ya que amplia la zona iluminada. Varios fluorescentes pueden solucionar los problemas de zonas de sombra con menos fuentes de luz que si lo hiciésemos con luces más directivas como los halógenos.

El efecto de tener una buena iluminación también se puede lograr mediante el uso de pequeñas hileras de lámparas lineales en la parte inferior de algunos muebles de cocina. Esto tiene la ventaja de que se localiza a la luz específica para diferentes puestos de trabajo a lo largo de las encimeras de la cocina y elimina el problema más común de la cocina que es nuestra propia sombra.

Además, un factor importante en la iluminación de la cocina es el color de techo y paredes, por ejemplo, los colores claros nos ayudarán a que la iluminación se propague de manera más uniforme por toda la habitación.