Al volver a pintar su sala de estar, primero es importante prestar atención a la elección de los colores.Cualesquiera que sean las razones detrás de esto, renovar una casa a menudo implica nuevas opciones decorativas. Desde este punto de vista, pintar tu salón de una forma diferente parece casi inevitable. Una operación imprescindible, pero fácil de realizar, que puede realizar usted mismo para conseguir importantes ahorros.

Obviamente, pintar una sala de estar requiere conocer los pasos. Pero sobre todo, también es importante tener una buena idea de los criterios a tener en cuenta a la hora de elegir el color que tendrá el salón al volver a pintar.

La elección de colores para repintar una sala de estar.

Obviamente, somos libres de elegir los colores de nuestra sala de estar, y no hay reglas estrictamente hablando en lo que respecta a la decoración. Sin embargo, hay varios puntos a considerar.

En primer lugar, la sala de estar, como sala de estar y no como pasaje, generalmente debe adaptarse a un color neutro para aclarar la extensión de su área. El sentido común también debe usarse para evitar ciertas opciones de color, como los colores que podrían darle a la sala de estar un ambiente de mal humor o espeluznante en lugar de convertirla en una habitación acogedora.

Además, es importante tener en cuenta el color de los muebles, el tipo de suelos y techos que tenemos, o la iluminación natural o artificial de la que se beneficia el salón.

Aparte de estos criterios, existen tres reglas para decorar una sala de estar aplicando colores:

  • Eso en armonía: implica la fusión de colores armoniosos como el púrpura, el azul y el verde;
  • Eso en contraste: implica la disposición de colores en oposición como el rojo, el azul y el amarillo.
  • El de la complementariedad: supone la unión de colores diametralmente opuestos como el amarillo y el violeta.

Para obtener más consejos sobre qué pintura elegir, consulte este artículo sobre los diferentes tipos de pintura.

[widget_lead_enchantier]

El material

Para pintar una sala de estar, parece obvio incluir ciertas herramientas:

  • Un pincel que se utilizará para despejar los ángulos;
  • Una lona;
  • Una escalera de mano;
  • Un rodillo: será de pelo largo si usa una pintura satinada, o de pelo corto si está usando una pintura brillante;
  • Cinta adhesiva o cinta adhesiva;
  • Una bandeja de pintura;
  • Una rejilla giratoria;
  • Decapante de pintura glicero para limpiar herramientas después de su uso.

Rehacer la pintura de la sala

  • Sobre todo, hay que proteger la habitación cubriendo los muebles y el suelo con lonas, porque la preparación de las paredes puede desprender mucho polvo.
  • Luego hay que limpiar las paredes y el techo y rellenar los huecos si los hay. A esto se suma el momento de alisar la superficie de las paredes y el techo de la sala de estar. Después de eso, déjelo secar. Si no está acostumbrado a pintar una habitación, aquí le mostramos cómo preparar la habitación y rellenar los agujeros y grietas en las paredes.
  • Pega la cinta de enmascarar en la parte superior de las paredes si quieres pintar el techo y en el techo si quieres pintar las paredes.
  • Luego, con un pincel de punta redonda, comience limpiando los bordes y los ángulos.
  • Con un rodillo bien escurrido por la rejilla escurridor, aplique la primera capa de pintura en vertical. Luego planche horizontalmente sin volver a empapar el rodillo de pintura para nivelar la superficie.
  • Una vez seca la primera capa, aplicar una segunda mano siguiendo la misma secuencia, lo que dará un resultado uniforme.
  • Finalmente, retire la cinta adhesiva antes de que la pintura se seque por completo.

nótese bien : Se recomienda comenzar a pintar los techos, luego las paredes y, finalmente, los pisos. Siga este orden en función de las superficies que deben volver a pintar.

Algunos consejos para volver a pintar tu salón

Para evitar con seguridad fallas a la hora de pintar tu salón, es imperativo tener en cuenta ciertos consejos o indicaciones. De lo contrario, el riesgo de fallar en esta área es mucho mayor. Así que aquí tienes los consejos más importantes:

  • Utilice solo pintura satinada para paredes con una superficie intacta, ya que resalta las imperfecciones que esconden;
  • Siempre tenga a mano un trapo y un solvente para quitar las manchas de pintura derramada.
  • Aplique la pintura de colores brillantes a solo una sección de la pared.
  • Use tonos neutros como lino, gris y marrón hielo solo para sombrear el color blanco.
  • Es preferible aplicar la capa de pintura una sola vez sin realizar una instalación, para obtener un resultado uniforme.
  • Aplica colores fuertes en mate para que no queden demasiado expuestos.

Si quieres dar un paso más, aquí tienes algunos artículos que pueden interesarte: